APRENDE A ELEGIR EL PELLET IDEAL PARA TU ESTUFA

pellet

Elegir un pellets de mala calidad, independientemente de su certificación puede tener consecuencias para nuestra caldera o estufa. Una mala calidad mermará el rendimiento del aparato y reducirá la vida del mismo. Adelantamos que hay tipos de pellets según la exigencia de la madera que lo compone y a diferencia de otros productos, donde la marca es un garante de calidad, en el pellets esa garantía la aporta el certificado.

CALIDAD DEL PELLETS

El pellets se clasifica en tres calidades distintas : EN plus A1, EN plus A2 y EN plusB. Las clases de calidad EN plus se basan en la clasificación establecida en la Norma UNE-EN ISO 17225-2:2014 Biocombustibles sólidos. Especificaciones y clases de combustibles. Parte 2: Clases de pellets de madera.

TIPOS DE PELLETS DE MADERA

Hay 3 categorías de pellets que existen:

  • Tipo A1: son los pellets hechos con la madera del tronco y residuos de la industria maderera no tratados químicamente
  • Tipo A2: están hechos de árboles enteros sin raíces, madera del tronco, residuos de tala, corteza y residuos y subproductos de la industria maderera no tratados químicamente
  • Tipo B: de origen forestal, plantaciones y otras maderas no usadas ni tratadas, residuos y subproductos de la industria maderera no tratados químicamente y de la madera reciclada no tratada químicamente
  • Atención! La marca EN PLUS se debe acompañar del número de identificación de la empresa y de dos letras que simbolizan el país de proveniencia. Si aparece sólo la marca sin ninguna otra indicación, no tienes la seguridad de que el producto esté realmente certificado.

Además de la certificación EN PLUS, existen otras siglas que garantizan los estándares de calidad del pellet:

  • Din Plus: instituto de certificación alemán
  • ÖNORM M7135: instituto de certificación austríaco
  • Pellet Gold: certificación de calidad desarrollada por AIEL

Si bien a nivel nacional no rige la obligación de certificar la calidad del pellet (la certificación del pellet es voluntaria), está prohibido vender pellet en envases anónimos, es decir, sin el nombre del fabricante y sin información sobre la composición.

En ausencia de certificaciones, deberías comprobar al menos que el saco lleve el nombre del fabricante o de la empresa que comercializa el pellet para garantizar en cierta medida la calidad del pellet.

PROBLEMAS DE UN PELLET DE MALA CALIDAD

El pellet de baja calidad da origen a los siguientes problemas:

  • Mala combustión y atascamiento del brasero: el brasero de la estufa de pellet atascado casi seguramente tendrá problemas de reencendido automático (función que constituye una de las principales ventajas del uso de las estufas de pellet)
  • Un pellet extremadamente económico tendrá un bajo poder calorífico y esto comportará en el aparato una capacidad inferior para desarrollar calor (estufa de pellet, termoestufa, aplique, chimenea, termochimenea, etc.). El bajo rendimiento alienta a utilizar la estufa a potencias más altas, aumentando el consumo del pellet e frustrando el ahorro inicial
  • El pellet de baja calidad suele ser más húmedo y rico en resinas, y a través de la combustión favorece la formación de creosota. Residuo viscoso similar al alquitrán que se adhiere a las paredes internas de la estufa y del humero. La creosota es una sustancia difícil de eliminar, reduce el rendimiento del producto, con el tiempo acelera el desgaste de los componentes internos, es inflamable y aumenta el
  • El vidrio de la estufa de pellet se pone negro. Si se utiliza pellet de baja calidad, el vidrio se pone negro internamente en poco tiempo: se vuelve antiestético, la llama queda cubierta y se pierde el placer del fuego

CONCLUSION

En definitiva, ¿Cómo elegir el mejor pellet sin dejarse seducir por un bajo precio? ¿Cómo orientarse en la jungla de ofertas? La elección de un buen pellet puede resultar una óptima estrategia para ahorrar y proteger el ambiente, por eso:

    1. Lee bien los datos de la etiqueta: indican aspectos muy importantes para poder elegir para un pellet de calidad, como la humedad y el poder calorífico.
    2. Verifica las certificaciones: te aseguran la ejecución de pruebas y controles asiduos, la trazabilidad y transparencia de la cadena, la sostenibilidad de la producción y del transporte en definitiva garantizan la calidad del proceso de producción del pellet.
    3. Realiza pruebas en casa para verificar la calidad y sin compromiso pídenos consejo a nosotros, tus vendedores de confianza, que indudablemente te ayudaremos a comprar el mejor pellet.

En PRESAN solo trabajamos con los pellet de mayor calidad del mercado actualmente, disponemos a demás de 4 tipos distintos de pellet de varios precios y marcas para que puedas elegir la opción que mas se adapta a tus necesidades.